Mantenerse al día con los cambios en Active Directory es un proceso largo y complejo. Retrasos en el descubrimiento de los cambios puede causar trastornos en el negocio, así como temas de seguridad y cumplimiento. Cuando añade Exchange, sistemas de archivo, SQL, e incluso plataformas no Windows como NetApp a la mezcla, entender el “quien, que, cuando y donde” hay detrás de los cambios en la infraestructura es aun mas complicado.

Para proteger efectivamente su negocio, deberá ser capaz de entender los cambios de la compleja infraestructura Windows, volver atrás si fuese necesario, y establecer los derechos adecuados en primer lugar.